Manifiesto

NidoErrante es una oportunidad.
De poder dedicarse de manera exclusiva a la producción fotográfica en contacto con colegas de diferentes lugares y en un contexto que no sea el habitual.
De generar un intercambio con otros.
De generar una experiencia colectiva: anidar como modo de apropiarse de un espacio compartido.

Errante, porque estamos en constante movimiento.
Viajar como condición de producción, como disposición a lo nuevo.
Errante también como posibilidad de errar: un camino de exploración que habilite las dudas más que las certezas.
Creemos que lo que verdaderamente (nos) transforma son los procesos y no los resultados.
Lo común como punto de partida para dar lugar a lo diverso.
Apostamos a una entera disposición del cuerpo y el espíritu a la percepción y la expresión.

La fotografía es una práctica que suele ser solitaria.
El intercambio es siempre la clave del crecimiento.

Queremos pensar a NidoErrante como un espacio federal –y potencialmente regional– que posibilite el encuentro entre artistas que utilicen la fotografía de diversos modos y que provengan de diferentes lugares de Latinoamérica.
Creemos que la experiencia fotográfica excede el instante de la toma.

Estamos convencidas de que la mirada del otro enriquece, potencia y complejiza nuestro modo de ver.