Durante la última semana de marzo, el proyecto Nido Errante lleva a un grupo de fotógrafos a desarrollar sus proyectos en el Chaltén (Provincia de Santa Cruz). A lo largo de diez días, los artistas conviven y comparten sus búsquedas mientras interactúan con la comunidad. Las bitácoras aquí publicadas cronicarán los recorridos individuales y colectivos que realizan los participantes en el marco de la residencia, centrándose cada día en el perfil y proyecto de cada seleccionado/a.

- Las bellas durmientes no comen vidrio

- La muerte puede estallar en mil colores

- Algunos buscan despejar la niebla

- Criaturas de gore-tex hacen música en la montaña

- El huemul se esconde bajo la piedra

- El cazador de ríos

- Soberanía: Lado B